Las ventajas del velcro

El sistema de cierre o sujeción por velcro, es la unión de dos tiras de material textil, al tomar contacto una con otra, quedan enganchadas. La ventaja que presenta en el calzado, es la de poder ajustar las tiras prácticamente al milímetro, ofreciendo el nivel justo de agarre, así como su extrema facilidad de manejo, con un solo movimiento y sin esfuerzo ninguno. Este sistema destaca especialmente en las sandalias, puesto que el velcro puede formar parte del diseño en sí, permitiendo en algunos modelos graduar totalmente la anchura que el pie requiera. Dependiendo del modelo nos ofrecerá distintas zonas de sujeción, ya sea en la parte de los dedos, empeine, tobillo, o en el talón. El resultado de su uso es ofrecer la máxima comodidad, gracias a la adecuada regulación de las tiras, se evitan molestias innecesarias y rozaduras que lastimen la piel.

Puede observarse en la foto, las diferentes zonas de sujeción que ofrece el velcro. Siempre empezando a visionar los modelos por la izquierda, repasamos sus características.

– En el primer y tercer modelo, el velcro forma parte del diseño, de esta manera el ajuste y la comodidad dependerá del usuario. La primera sandalia tiene velcro en la zona de los dedos y del tobillo. La tercera sandalia tiene velcro en la parte de los dedos, en la zona alta del empeine, y la tira del talón conecta con la tira que cruza por el empeine.

– En el segundo y cuarto modelo, el velcro va ubicado en la zona del empeine, éste sujeta para dar firmeza y seguridad, las personas de empeine alto lo regularán para que no les oprima, o bien, en el caso contrario lo apretaran para que el zapato no les quede suelto.